A solas ante el Universo

Pacto entre “caballeros”

Normalmente, las personas que cuentan con algún tipo de privilegio no son conscientes de ello. Que se lo digan a los ricos. Que se lo digan a los tienen coche. Que se lo digan a los que tienen “señora de la limpieza”[1] en casa. Que se lo digan a los hombres, y sí, digo bien, hombres, refiriéndome al género masculino de la raza humana. Una parte importante de los privilegiados pensarán que “la vida es así, y que así ha sido siempre” y “¿por qué vamos a cambiarla ahora?”. Sobre todo si pisotea mis pocos reconocidos privilegios. Eso es inconscientemente lo que más les molesta.

Esta semana por fin los magistrados del famoso caso de “La Manada” han tenido a bien dar su veredicto. Resumo el caso: un grupo de 5 “caballeros” violan “presuntamente” a una chica de 18 años durante la fiesta de San Fermines en 2016. La obligan a entrar en un portal y allí estos “señores” se dedican a hacerle de todo lo malo que pueden, lo graban con el móvil, y comentan su fechoría con los amigotes en un grupo de Whatsapp. Hacen el delito y ponen todas las pruebas para que puedan ser condenados. Sin embargo, los magistrados que juzgan el caso, dicen que la chica hoy por hoy lleva “una vida normal” y que eso debió ser porque ella lo consintió todo. ¿¿PERDONA?? Imaginemos que en lugar de una violación hubiera sido un robo a mano armada en el que los ladrones graban los hechos, y luego presumen ante sus amigotes de ello. Aunque la persona atracada hoy por hoy esté bien, ¡coño, le robaron a mano armada! Pero, visto lo visto, parece que la justicia por supuesto protege la propiedad privada, pero no a las personas. Lo más preocupante, es que la sentencia, tal y como está, el mensaje que envía a la sociedad es que hacer este tipo de fechorías “no es tan grave”, total, la chica sigue con su vida… tan grave no sería… Esta sentencia es, además una falta de respeto y un desprecio descomunal hacia la mitad de la población mundial. Es una sentencia que aboga por restringir la libertad de la mujer, que siempre tiene que andar protegiéndose de esos “caballeros” privilegiados, que además de tener el poder de hacer daño, son protegidos por ciertos jueces. Hoy por ti, mañana por mí, piensen probablemente.

cabroneshdp
Difundo el jepeto de estos “caballeros” de la manada, para que os quedéis con sus caras

Este caso, así como otros que llegan a las noticias, son la punta del iceberg de un sistema patriarcal que juzga, reprime, acosa, maltrata y menosprecia a las mujeres de muchas maneras, antes de llegar al extremo de una violación o una muerte (ver pirámide de la violencia de género, que no sólo es agredir).

Captura de pantalla 2018-04-29 a las 20.37.16
La violencia de género empieza con un chiste machista

Al hilo de esto, quería continuar contándoles mis aventuras en Tucson, por llamarlas de alguna manera. Hacía ya más de dos meses que había vuelto de mis vacaciones de Navidad, cuando me doy cuenta de que la vecina de primer piso se está marchando de casa (yo vivía en un bajo). Una mujer bastante cordial, aunque con unos horarios un poco raros. Recuerdo cuando me mudé a esa mi segunda casa en Tucson, que se me presentó un día que nos encontramos a la entrada. Costumbres del lugar, pensé yo. Ella se marchó, y en su lugar llegó un “caballero” de unos sesenta años. Siguiendo lo que parecía la costumbre del lugar, cuando un día me lo encontré en la entrada lo saludé, me presenté, y sin más. No sé si este hombre tenía trabajo o no, pero lo cierto es que casi todos los días me lo encontraba en algún momento, si no era a la entrada, era en el parking. Tanto que ya me estaba dando algo de mal rollo. Una noche mientras estaba haciéndome la cena en la cocina con la ventana abierta para que saliera el humo, oigo el flash de una cámara de fotos, o un teléfono, justo detrás de la ventana. Me di la vuelta, con cara de pánico seguramente, y veo a mi nuevo vecino haciéndome una foto. Imaginaros por un momento mi sensación de pánico. Por supuesto le grité un “¿por qué coño me haces una foto sin mi permiso?” y él no tuvo mejor idea que responder: “ay, porque eres guapa”. En ese momento me estaba empezando ya la ira…. “¡haz el favor de borrar esa foto ahora mismo!”, le dije yo. Y él me responde, “ay, ¿de verdad?”. En ese momento empecé a plantearme en serio si el tío era subnormal o retrasado. Se marchó. Y ahí me quedo yo. Obviamente, empecé a comerme la cabeza con un montón de “¿y si le da por entrar por la ventana?”. Recordad que vivía en un bajo y mis ventanas no tenían barrotes… “¿y si tiene un arma?” Llamé a la policía. Se limitaron a preguntar un, “pero tú estás bien, ¿verdad? Bueno, toma este número de caso y dinos si hace algo raro”. Ni siquiera le visitaron para darle un susto. Al menos cuando les conté el caso a la empresa que lleva el condominio se dignaron a darle un toque de atención. Eso consistía en un aviso de “como se vuelvan a quejar de ti te echamos”. Obviamente, nada de eso fue suficiente para mí, ya que en caso de que el “caballero” se volviera loco una noche y decidiera entrar en mi casa poco podía hacer yo para defenderme. Así que me pasé meses durmiendo encerrada en la habitación, hasta que decidí mudarme a otra parte. Esta vez un primer piso donde al menos tengan que escalar para intentar entrar en mi casa.

¿De verdad las mujeres tenemos que soportar esto sólo por ser mujeres? Esta es una historia de terror de tantas de las que yo o cualquier otra mujer podría contaron con casi toda seguridad. ¿En serio seguís pensando que hombres y mujeres tienen las mismas libertades? Para aquellos que sigan pensando que sí, les invito a que escuchen más, y opinen menos.

por_qlaviolaron
Dejad de darle vueltas, la culpa siempre es del agresor.

[1] Porque los trabajos mal pagados en su mayor parte los hacen las mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s